Un techo mejorado para aplicaciones residenciales y comerciales

Un techo mejorado para aplicaciones residenciales y comerciales

El techo de una obra no es un mero acabado: implica procesos, la técnica correcta y la funcionalidad necesaria para que no tenga filtraciones ni un peso final excesivo. Existen muchas alternativas según el tipo de estructura y la mejor es la que se adapta sin problemas y de manera estética a su proyecto.

Quiero comentarles de una opción relativamente nueva en el mercado; una forma de techado revolucionaria con muchas ventajas en relación a sus competidores: se trata de la Chapa KR-20 que permite un montaje estructural inigualable.

¿Qué es la Chapa KR-20?

También llamada Chapa Bermuda, es un producto con un formato novedoso que mejora la performance de una chapa común. Se trata de una lámina de distintos grosores y longitudes fabricadas en acero galvanizado o cincalum, pintadas en una o ambas caras en colores normalizados o especiales ¡Puede adaptarse a las características de su proyecto! A nivel de formato, las chapas cuentan con dos elevaciones en forma de V corta invertida cuya principal ventaja radica en su sistema de fijación, pensado para evitar todo tipo  de filtraciones.

Las chapas KR 20 cuentan con un tipo de montaje que garantiza un techo compacto, duradero y hermético. La principal diferencia con otras chapas del mercado es que no utilizan un sistema de fijación que perfore el material, sino que se engrampa una con otra mediante clips que logran una cobertura sin solapas transversales ni perforaciones.

Forma de montaje

Es en este punto donde la chapa KR-20 se destaca frente a otros productos competidores. El sistema de montaje cuenta con dos diferencias fundamentales: en primer lugar, las chapas se fijan unas a otras mediante un sellado longitudinal, en el que los bordes de ambas chapas se pinzan hacia adentro a para que queden unidos sin perforaciones ni solapas transversales.

La segunda novedad en el montaje es la fijación de las chapas a la estructura, que se realiza mediante clips que sujetan las chapas engrampadas a las vigas del techo. Ambas técnicas de montado garantizan un techado sin elementos de fijación externo ni perforaciones que puedan malograr el producto.

Como última novedad el montaje de las chapas KR-20 se realiza en obra, con lo cual el engrampado se ejecuta en el momento en el que se colocan las chapas, lo que facilita la tarea de traslado del material en caso de proyectos de gran envergadura.

Aplicaciones de las chapas KR-20

Las ventajas que supone acceder a un sistema de techado con chapas KR-20 la convierten en una opción inmejorable para diversos proyectos arquitectónicos. Se utilizan en espacios de gran tamaño que requieran una máxima impermeabilidad, como concesionarias de vehículos, galpones de acopio de comestibles o maquinaria. También forma parte de las opciones que aplican los supermercados y peajes.

Pero las mejoras que suponen las chapas KR-20 no la limitan sólo al ámbito industrial, también son una opción de gran popularidad para residencias familiares o condominios. ¡Las ventajas de este producto no conocen barreras!

Ventajas de las chapas KR-20

El novedoso sistema de fijación, montaje y traslado de las chapas KR-20 suponen un gran número de ventajas para cualquier tipo  de proyecto arquitectónico, logrando inmejorables ventajas frente a la competencia.

Montaje sencillo

El cierre hidráulico entre chapas permite que el trabajo en obra sea ágil y seguro.

Libre de filtraciones

Los otros sistemas de montajes de chapas utilizan tornillos con arandelas especiales para evitar filtraciones pero, con el tiempo y las inclemencias climáticas, pierden efectividad. El sistema de engrampado entre chapas KR-20 garantiza filtraciones al prescindir de perforaciones sobre el material.

Largos a medida

No importa el tamaño de la superficie a cubrir, esto no es un impedimento para lograr resultados de excelencia. El montaje en obra permite cortar las chapas en función de la necesidad del proyecto, logrando con una sola pieza de gran tamaño techar el área que se requiera.

Pendiente mínima

El sistema puede aplicarse aún en proyectos con una pendiente mínima, lo que logra estructuras más bajas y livianas.

Dilatación controlada

El sistema de fijación de las chapas a la estructura permite el libre desplazamiento de las mismas por dilatación.

¿Dónde comprar chapas KR-20?

Las mejoras con las que cuentan las chapas KR-20 llaman la atención de todo tipo de obra. Gracias a la facilidad en su montaje son la opción ideal para condominios y proyectos de gran envergadura.

Para lograr resultados de calidad es imprescindible que trabaje con una empresa de trayectoria. En AYMET encontrará profesionales capacitados para asesorarlo en su proyecto que lo guiarán paso a paso en la adquisición y montaje de revestimientos con chapas KR-20.

Deja un comentario