Los beneficios de usar chapas de aluminio en la industria

Los beneficios de usar chapas de aluminio en la industria

El aluminio es un metal sumamente versátil que cuenta con varias ventajas competitivas frente a otros materiales. Permiten múltiples tratamientos, lo que lo vuelve un aliado para todo tipo de proyectos industriales. Este metal puede ser fundido, moldeado, mecanizado y extruido para adaptarse a una amplia variedad de usos. En esta nota vamos a hablar de los beneficios de uno de los productos derivados: las chapas de aluminio.

1- Precio competitivo

La principal ventaja de utilizar chapas de aluminio en lugar de otros tipos de láminas es la rentabilidad, ya que son muy accesibles. La chapa de aluminio, cuando se procesa correctamente, es uno de los metales más fáciles de trabajar y ahorrará dinero en los métodos de fabricación.

Además, puede producirse en grandes cantidades, con un bajo costo en comparación con otros tipos de hojas que tardan más en fabricarse.

2 - Ductilidad y resistencia

Además de ser más económica, la chapa de aluminio también posee una serie de ventajas sobre otros tipos de chapas, especialmente en lo que respecta al diseño. Cuando se procesa correctamente y se trata térmicamente la chapa de aluminio se vuelve dúctil, que es una de las tres propiedades claves que se requieren para garantizar que una pieza de metal se pueda formar en cualquier producto deseado. Esta facilidad para ser moldeada y modelada en varias formas también la vuelve mucho más resistente que otras variedades de chapas.

3 - Livianas y anticorrosivas

El aluminio es un metal ligero con un peso específico de aproximadamente 2,71 g/cm3, que  comparativamente equivale a un tercio del peso del acero. Gracias a esta característica es más fácil y económica de transportar que la mayoría de los otros metales. 

Además, es un metal resistente a la corrosión ya que genera de forma natural una capa protectora cuando el aluminio entra en contacto con un entorno oxidante. Esta capa protectora de óxido de aluminio es extremadamente fina y ayuda a proteger la superficie del metal de la corrosión. Si se aplica un tratamiento a la superficie, como pintura o anodizado, se puede mejorar aún más la resistencia general a la corrosión. La chapa es liviana y no necesita mucho mantenimiento ni limpieza, que es lo que las hace ideales para industrias como la de alimentos y bebidas.

4 - Excelentes conductores térmicos y eléctricos

También es un gran aislante y se ha demostrado que es un conductor de calor y de electricidad más eficiente que otros tipos de metales. Aunque el aluminio tiene menor conductividad que el cobre, cuenta con un tercio de su peso, lo que significa que un alambre de aluminio con un diámetro que iguale a la conductividad del cobre, el diferencial de peso es sustancial y se  tendría la misma cantidad de resistencia eléctrica, a lo cual se agrega el valor diferencial de costo de cada uno de dichos metales.  Como resultado, es el material elegido para las líneas de transmisión de energía. También es un excelente conductor de calor y se utiliza como disipadores de calor en una variedad de aplicaciones como luces LED, productos eléctricos y placas base de computadoras.

5 - Amplia variedad de usos

Debido a su naturaleza liviana, resistencia a la corrosión y facilidad de fabricación, las láminas de aluminio se aplican en un sinnúmero de productos. Existen literalmente cientos de usos para la chapa de aluminio, así como muchas variedades diferentes de este producto. A menudo verá láminas de aluminio aplicadas en distintos medios de transporte como automóviles y estructuras de barcos, lo que las hace ideales para la pesca y la navegación.

Otros tipos de usos para las chapas de aluminio están relacionados con la construcción. Este producto se aplica en chapas para techos, tuberías, acondicionadores de aire e incluso para cubiertas de piscinas. También se lo encuentra dentro del campo médico tanto en material para dentistas como en el mobiliario de clínicas y hospitales.

Varias industrias las emplean para crear productos dirigidos hacia los consumidores, incluidas una amplia gama de equipos deportivos. Dentro de la industria de alimentos y bebidas el aluminio está presente en los envasados exteriores, utensilios de cocina y electrodomésticos. También se aplican dentro de la electrónica y su demanda creció especialmente después de la introducción de monitores de pantalla plana y televisores LCD, en los últimos años. Algunos fabricantes también han comenzado a fabricar tabletas y carcasas de computadoras con chapa metálica. Algunos de los otros productos que se pueden fabricar con chapa de aluminio incluyen algunos tipos de suministros de oficina y accesorios de computadora, como alfombrillas y estuches para mouse. 

En cuanto a su aplicación dentro de la industria, las láminas de aluminio son un material extremadamente efectivo y se emplea, aunque no exclusivamente, para canalizar la energía térmica que se produce durante la fabricación.

Las chapas de aluminio: un producto estrella

Como se explica en los puntos anteriores, hay muchos usos y beneficios diferentes para las chapas de aluminio. También es fácil de fabricar y manipular por lo que se pueden producir en una amplia variedad de productos diferentes las convierte en uno de los materiales más versátiles del mundo. En lo que respecta al precio, la chapa de aluminio es mucho más barata que otros tipos de láminas y también son menos costosas. Además el scrap o sobrantes de producción, de un valor apreciable, generando un recupero económico y una sustancial función ecológica al reciclarlo.

Deja un comentario