You are currently viewing Reciclaje de Aluminio: Uso a gran escala y prospectos a futuro

Reciclaje de Aluminio: Uso a gran escala y prospectos a futuro

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Aymet

Las facilidades para realizar procesos de reciclaje de aluminio son tremendas y lo convierten en uno de los metales livianos más apetecidos en el mercado. El gran problema de muchos metales es que no reúnen cualidades renovables y que, si las tienen, estas van en contramano de su durabilidad.

El hierro, por ejemplo, material utilizado durante casi un siglo como fuente principal de los soportes de estructuras, tiene una vida útil marcadamente corta y su durabilidad está determinada por la intensidad de los elementos naturales. Ni hablar del acero o el bronce, que hoy en día han quedado reducidos a herrajes y partes de equipos electrónicos que potencian la conexión eléctrica. Son caros porque son difíciles de alear, no porque sean particularmente útiles, mucho menos reciclables como si lo es el aluminio.

Fotos gratis de Metal

Economía, Durabilidad y que sea Reutilizable

Los tres factores más importantes en un material de construcción son estos mencionados arriba. Obviamente hay otros puntos y factores que se buscan para otros aspectos específicos, pero cuando se trata de soporte de estructuras es acá donde el aluminio resalta, sobre todo si se tiene en cuenta que los metales actualmente son muy codiciados, no solo para estructuras, sino también para distintos tipos de artefactos y dispositivos de uso común. Su maleabilidad lo hace excelente para construir figuras de formas complejas y su factor de resistencia al impacto es sorprendentemente alto. Chapas de aluminio de escasos milímetros de ancho pueden resistir impactos semejantes al de un auto chocando a casi cien kilómetros por hora.

Un metal de bajo impacto ambiental

Conocido como el metal de menos impacto a nivel medioambiental, el aluminio es uno de los pocos elementos industriales tenidos en cuenta en la arquitectura moderna debido a su sostenibilidad, no solo en materia de aguante del tiempo sino como elemento que puede fundirse y volverse otra cosa fácilmente. Como el material industrial más reciclable, el aluminio se puede reciclar infinitamente para producir el mismo producto. Reciclar aluminio también ahorra el 95% de la energía utilizada en su producción a partir de materias primas.

El reciclaje de aluminio no solo reduce su impacto ambiental, sino que las propiedades del metal significan que a menudo se puede usar para reemplazar materiales más dañinos para el medio ambiente. En la construcción, el aluminio se usa el 74% del tiempo en lugar de la madera durante el desarrollo de propiedades residenciales, lo que reduce la deforestación. El aluminio también requiere menos mantenimiento en comparación con la madera.

Como el aluminio es particularmente fácil de manejar, el impacto ambiental se reduce aún más cuando se usa en la construcción, ya que se reducen los costos de transporte. En el mundo del reciclaje de aluminio a veces se dice que, más que hacer reciclaje, se hace una limpieza.

reciclaje de aluminio

Reciclaje de aluminio y su proceso de reutilización

Lo más curioso del aluminio es que, a diferencia de otros metales, es mucho más económico recuperarlo y darle otra forma que crearlo desde cero. Además, el componente de pérdida de dureza, debido a la segunda fundición, es mínimo y puede contrarrestarse con la mezcla de pequeñas pizcas de hierro o plásticos.

El reciclaje de aluminio se puede hacer reduciendo hasta en un 92 por ciento la cantidad de gases tóxicos que surgen cuando se realiza el proceso tradicional de producción. No por nada los recicladores buscan equipos como computadoras y otros dispositivos electrónicos. El aluminio refinado es supremamente apetecido y se paga bien pues puede reacomodarse a bajas temperaturas.

Consumo energético en la producción de metales y en el reciclaje de aluminio

Dos toneladas de aluminio reciclado ahorran más o menos 12 toneladas de emisiones de dióxido de carbono y, aproximadamente, cuatro toneladas de bauxita, que es la materia prima de la que se fabrica el aluminio y que tiende a contaminar muchísimo el agua.

Para poner esto en número;  12 toneladas de dióxido de carbono son iguales a manejar unos 32 mil kilómetros. Una barbaridad.

Poca gente entiende la cantidad de energía y recursos que se gastan produciendo metales, y eso que el aluminio no es ni de cerca el metal que más consume. Lograr reutilizar una sola lata hecha de aluminio consigue ahorrar suficiente energía como para potenciar un televisor por cuatro horas.

A todo esto se suma el componente biodegradable. Para nadie es un secreto que los metales tardan en degradarse, por no decir que son lo más tarda. El aluminio no tarda tanto, pero no tardar tanto en metales significa que tarda entre 200 y 500 años en descomponerse lo suficiente como para ser captado por el sedimento.

¿Cómo se aplica el aluminio reciclado en las construcciones hoy en día?

Hoy en día el aluminio es prácticamente obligatorio para cualquier tipo de construcción. Claro, a menos que querrás gastar dinero en exceso. Sencillamente no hay opción más buena, bonita y barata que el aluminio.  Es de lejos el metal más aplicado a nivel económico e industrial a lo largo y ancho del mundo y actualmente siguen surgiendo maneras para hacerlo incluso más resistente.

Principalmente, esto se debe a que es fácil de extraer de la corteza terrestre. Más allá de su abundancia, no tiende a estar a mucha profundidad  ya que es extremadamente versátil, liviano y duradero. Los edificios construidos con aluminio en lugar de otros materiales como el titanio no solo son robustos sino también reciclables y ambientalmente sostenibles.

Las aleaciones de aluminio se utilizan en muchas aplicaciones en las que se necesita resistencia y durabilidad al mismo tiempo, por ejemplo, en la construcción de aviones, vehículos e incluso rascacielos.

Reciclaje de Aluminio para Tener un Elemento flexible y dinámico

Trabajar con aluminio permite a los arquitectos ser más creativos con sus diseños debido a su flexibilidad. El aluminio también es un metal adecuado para la construcción de marcos de ventanas, ya que se puede laminar o martillar en láminas extremadamente delgadas sin romperse.

Otro beneficio de usar aluminio para los marcos de las ventanas durante la construcción es la eficiencia térmica adicional que brinda, lo que nuevamente ayuda a que los edificios sean más amigables con el medio ambiente.

Aymet; reciclaje de aluminio para negocios, casas y construcciones

Como podes ver, el aluminio es un elemento que cada vez tiene más usos y cuyo reciclaje se simplifica año a año.

En Aymet proveemos distintos tipos de aluminios y metales para la industria y las pymes.

Aluminios de calidad que se adaptan al entorno y que garantizan duración a largo plazo.

Si necesita contar con metales de calidad, ¡no dudés en comunicarte con los expertos que tenemos a tu disposición!