+54 (011) 4567-3976 / 4566-6980 info@aymet.com.ar

Utilización del polvo atomizado

polvo_aluminio

El polvo de aluminio es una de las presentaciones en las que se trabaja el aluminio. Se trata de un polvo plateado que se obtiene a través de la pulvimetalurgia del metal y se emplea en el proceso de metalización de piezas y otros componentes. También puede utilizarse como catalizador en los procesos de hidrogenación de grasas.

El polvo de aluminio es un elemento altamente reactivo e inflamable al contacto con el agua, alcoholes, ácidos y bases ya que libera gas hidrógeno.

¿Cómo se obtiene el polvo de aluminio?

El polvo de aluminio o polvo atomizado se genera a través de un proceso de metalurgia de polvos, que consiste en la fundición de los metales y su descarga en un recipiente refrigerante. Esta descarga se efectúa a alta velocidad utilizando un difusor, lo que genera que el metal se divida en partículas más pequeñas y logre un enfriamiento rápido.

Obtención de polvos atomizados

Además del aluminio existen otros polvos de metal que se utilizan en la industria, como el cobre, el hierro, estaño, níquel y titanio. Para obtenerlos se utilizan los siguientes procedimientos:

N

Atomización con electrodo fundible

Se aplica corriente sobre los metales dentro de un tanque que contiene electrolitos. Luego de 48 horas se obtiene un polvo de aproximadamente 2mm.

N

Atomización en estado líquido

El metal, luego de ser fundido, se vuelca en un embudo haciéndolo pasar a través de chorros de agua pulverizada.

N

Pulverización mecánica

Se muele el metal y se lo expone a gases. Este procedimiento es útil en metales frágiles.

N

Reducción de óxidos metálicos

Los óxidos metálicos son reducidos a polvo al ser puesto en contacto con gases reductores.

N

Condensación de vapores metálicos

Se aplica sobre metales que pueden ser hervidos y condensados para formar polvo.

Utilización del polvo atomizado

El polvo atomizado se usa en distintos procedimientos. Una de las principales aplicaciones es para la recuperación de piezas y componentes metálicos que fueron degradados por el uso, como por ejemplo, ejes, válvulas y autopartes. Este proceso se realiza mediante la metalización de las piezas en la que se regenera su superficie y puede funcionar para mejorar sus propiedades, como ampliar su resistencia a la corrosión.

También se utiliza como acabado protector de distintas superficies como revestimiento protector. Para estas aplicaciones, el polvo de aluminio se mezcla con resinas de poliéster. Otro de los usos es para materiales cerámicos, pinturas, tintas y abrasivos. Por sus cualidades inflamables, es uno de los componentes de los cohetes y los fuegos pirotécnicos.

Polvos atomizados para la industria

En Aymet contamos con un amplio catálogo de productos de materiales no ferrosos, acrílicos y policarbonatos para la industria y la construcción. Ofrecemos polvo atomizado en distintas presentaciones para su proyecto.

Para conocer más acerca de este producto con múltiples aplicaciones puede comunicarse con nosotros al (011) 4567-3976, a nuestro WhatsApp (011) 6352 7658 o puede escribirnos a info@aymet.com.ar.

Esperamos que esta nota haya sido de utilidad.

Open chat
1
¡Hola!
¿Podemos Ayudarte?
Powered by