Buenas prácticas en el proceso de extrusión de aluminio

Buenas prácticas en el proceso de extrusión de aluminio

La extrusión de aluminio es un proceso de conformado de perfiles desde un lingote hacia la pieza final. El lingote se corta en caliente y se aloja en un contenedor a temperaturas entre 450° y 500°, luego se aplica presión con un pistón hidráulico para que el metal fluya por el contenedor a través de una matriz de acero y obtenga su forma final.

 

Todas las aleaciones de aluminio pueden ser extruidas pero algunas son más adecuadas que otras. Esto se debe a que necesitan mayores niveles de presión en velocidades bajas, obteniendo un acabado final menor al deseado.

 

Es por esto que, a la hora de realizar un proceso de extrusión de aluminio, existen ciertas prácticas a tener en cuenta para que el resultado sea el óptimo.

Experiencia en el proceso de extrusión

En AYMET contamos con un servicio de matricería y extrusión de aluminio. Hemos trabajado para diferentes proyectos y, gracias a la experiencia ganada, detectamos ciertas prácticas que mejoran tanto el producto final como el rendimiento de las piezas. 

 

Sistematizamos y organizamos un paso a paso esencial para garantizar un buen trabajo. Esta lista se recupera a medida que avanza el trabajo ya que cuenta con el total de puntos principales. 

 

  • Especificación del espesor del metal

  • Espesor de metal uniforme 

  • Dimensiones de metal para tolerancias

  • Tener en cuenta el acabado superficial para armar el diseño

  • Utilizar una contención para el control dimensional

  • Reducir torsiones con nervaduras o guías

  • Evitar las esquinas pronunciadas

  • Incorporar marcas de índice

Grosor específico del aluminio

El espesor específico deberá ser lo suficientemente pesado para cumplir con sus requisitos estructurales y evitar el riesgo de distorsión y daño al perfil. La forma puede potenciar la distorsión durante el proceso de extrusión, especialmente cuando el espesor del aluminio es demasiado delgado o no es simétrico.

 

Evitar detalles finos y perfiles asimétricos reducirá el riesgo de que su perfil falle, se distorsione o se dañe durante el proceso de extrusión.

Perfil de aluminio con espesor uniforme

En caso de ser posible, se debe mantener un grosor uniforme en toda la forma del perfil. Las grandes diferencias entre los espesores de pared crean problemas de control dimensional durante la extrusión, mientras que los espesores de pared que tienen una relación de menos de dos a uno se deforman con facilidad.

 

Si el diseño necesita combinar espesores gruesos y delgados, es necesario simplificar las transiciones con un radio en curva en lugar de un ángulo agudo, para evitar el cambio de grosor drástico.

Utilice dimensiones de metal para obtener las mejores tolerancias

Es más fácil producir tolerancias y medirlas en el metal sólido que en las aperturas. Las dimensiones de metal se pueden extruir sobre diversas tolerancias manteniendo la forma, mientras que las dimensiones de los espacios abiertos son más difíciles de mantener ya que no se pueden medir con precisión durante el proceso de extrusión.

Tener en cuenta el acabado superficial para armar el diseño

Cuando trabajamos en proyectos de nuestros clientes pedimos información sobre el tipo de acabado superficial que necesita. De esta manera podemos anticiparnos y prestar especial atención para proteger el acabado durante el proceso de extrusión y post-extrusión.

 

Con un diseño cuidadoso evitamos marcas derivadas de los cambios en los grosores, especialmente en secciones más delgadas.

Utilizar una contención para el control dimensional

La parte hueca de su perfil se puede extruir con éxito agregando una contención a su diseño siempre que sea posible. Esto permitirá extruir secciones de pared más delgadas. Y suele facilitar el proceso en comparación con los espacios y ángulos que dejan un hueco largo.

Reducir torsiones con nervaduras o guías

Después de la extrusión, las secciones anchas y delgadas pueden ser más difíciles de enderezar. La introducción de nervaduras en el diseño puede ayudar a reducir la torsión y mejorar el rendimiento del perfil.

Evitar las esquinas afiladas para fortalecer el troquel

Si el perfil tiene un vacío utilizamos esquinas redondeadas en lugar de esquinas anguladas, de esa manera es poco probable que la lengüeta del troquel se rompa en el área más estrecha del vacío. Las esquinas redondeadas son mucho más resistentes y fáciles de extruir.

Incorporar marcas de índice

Las marcas de índice en el perfil de aluminio facilitan la perforación, el punzonado y el ensamblaje al eliminar la necesidad de perforar en el centro. Las marcas de índice también ayudan a identificar una superficie interior con una superficie exterior.

Listado de verificación a la hora de emprender un diseño

Cuando recibimos un proyecto nuevo solicitamos una serie de datos para comenzar con la fabricación. Comprendemos que muchas veces hay ciertos valores que no se conocen de antemano, con lo cual brindamos una asesoría profesional y realizamos un molde 3D del perfil para despejar todo tipo de dudas. Sea cual sea la etapa en la que se encuentre, estamos seguros de que podemos ayudarlo

 

  • Uso final

  • Aleación y temple

  • Longitud de uso final

  • Tolerancia

  • Montaje

  • Acabado superficial / superficies expuestas

  • Cantidad

  • Fechas requeridas para muestra, producción de prototipos, producto terminado.

Deja un comentario